poesía

Hay silencios que llenan habitaciones ( Poema )

 

 

 

Hay silencios que llenan habitaciones

sin proponérselo,

que son inmensos,

más grandes que una casa

y provocan salir corriendo

huir de su dominio,

de su reino sutil,

de su jaula invisible.

Silencios que socavan los lazos

más profundos.

Hay gritos persistentes

que reclaman,

que pugnan por abrirse paso

en la garganta

en una infame vuelta

del destino.

Hay dolores sordos,

que llegan sin ruido

cubiertos de penumbra por el tiempo

y persisten cual túmulo macabro

prendidos con agujas

al espejo.

Hay tristezas cual herida lacerante

incrustada entre las manos,

esas que han cubierto mis ojos

y ahora todo es gris, negro o blanco

que ha colocado barreras a mi sombra

y me ha convertido en  marioneta.

Hay miedos que son monstruos

esperando en alguna esquina,

que me pierden cuando los encuentro

cada día, todos los días

y se aferran a mi falda

con una terquedad

que me conmueve.

Hay despedidas que duelen al formularlas

pero duelen más cuando las palabras

atraviesan el aire

buscando alguna abertura

algún minúsculo hueco

por donde,

con un tiro certero,

eliminar cualquier indicio

de esperanza.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *